Comida mexicana, un goce al paladar


| |

¿Sab-a usted que la comida mexicana est¡ hecha a base de una mezcla muy rica que hace deleitar hasta los pa-ladares m¡s exigentes?.
Su variedad es tan amplia que es una buena representaci“n de lo que es la idiosincrasia cultural del pa-s, dice Roberto Santib¡ñez, un chef un nativo de ciudad de M©xico que estudi“ gastronom-a en Francia y ha trabajado en Par-s, Inglaterra y Estados Unidos.
De acuerdo a los historiadores, la fusi“n culinaria comenz“ con los ind-genas Olmecas cuando empezaron a cultivar el ma-z. Luego siguieron los Mayas, quienes descubrieron el cacao y avanzados m©todos de agricultura. Pero, despu©s, con la llegada de los españoles, la dieta empez“ a cambiar, resultando una interesante mixtura, la que actualmente es la base de la comida mexicana.
El pozole, las enchiladas, la birria y las tortas ahogadas son t-picos de la zona metropolitana. El marisco preparado a la diabla, el pescado sarandeado o en vara es tradicional de la costa. Y en la ribera del lago de Chapala, el caviar de carpa, el pescado blanco y el charal dorado son muy caracter-sticos.
En la regi“n alteña, las carnitas, los chicharrones en salsa verde y el guajolote en mole son cl¡sicos. Al igual que el tatemado, la cuachala y bote en la zona sur.
De los postres y tragos ni hablar. Con d-as primaverales soñar con un rico postre no es un pecado mortal. M¡s bien todo lo contrario, un regalo necesario para el cuerpo y el esp-ritu. Entre ellos est¡n: El pastel tres leches, el pudding de mango, la quesadilla de manzana y queso, el helado de elote, los polvorones de cacaguate y el t-pico arroz con leche.
Y si de bebidas se trata, puede optar por las cl¡sicas margaritas o las ex“ticas sangr-as. Tambi©n por los t-picos tequila, tepache, ponche y tejuino, todas opciones que permiten una buena celebraci“n de Cinco de Mayo.